Premios Concesionario del Año 2013



Porsche Ibérica ha entregado los premios Concesionario del Año, unos galardones muy prestigiosos y valorados por la Red de España y Portugal, pues se conceden atendiendo exclusivamente a la opinión que los clientes transmiten a través de una serie de encuestas.

El Porsche Performance Index (PPI), la denominación que recibe este índice por el que se mide la satisfacción del cliente, valora cinco puntos que la firma alemana considera primordiales y Centro Porsche Asturias ha obtenido el galardón que le acredita como el mejor en el apartado de gestión de ventas de vehículo usado. En 2011 el joven concesionario de Oviedo, que en aquel momento sólo llevaba un par de años funcionando, ya fue reconocido como el número uno de la península Ibérica por sus excelentes instalaciones. Al hacerse cargo de la distribución de los coches de Stuttgart, duplicaron la superficie de la exposición, pasando de 200 a 400 metros cuadrados, y dieron un “vuelco” al taller, donde los escasos 150 m2 originales se transformaron en 800 m2 equipados con una maquinaria moderna y un personal altamente cualificado.

En el cómputo global, Centro Porsche Baleares ha sido elegido Mejor Concesionario del Año y logró también la nota más alta en el capítulo de gestión de ventas de vehículos nuevos. Por su parte, Centro Porsche Lisboa destacó por encima del resto en la gestión del área postventa, Centro Porsche La Coruña ganó a sus competidores por la satisfacción de los clientes en el proceso de venta y, por último, Centro Porsche Castellón ocupó el primer peldaño del podio en la satisfacción de los clientes en el proceso de postventa.

De nuevo, 2013 ha sido un año complicado, pero Porsche y su red afrontan el futuro con optimismo gracias, entre otras cosas, a que cuentan con una gama cada día más completa y permanentemente actualizada con los avances tecnológicos más vanguardistas. A los cinco modelos que forman hoy la familia se unirá en los próximos meses el Macan, un todoterreno compacto que ha sido recibido con entusiasmo desde su puesta de largo en el pasado Salón Internacional del Automóvil de Los Ángeles.

Pero el secreto del éxito para la red de concesionarios Porsche también está en un plan de negocio serio y bien estructurado, así como en unos equipos humanos con gran formación. Tampoco se descuida el negocio de vehículos usados y, gracias al Programa de Vehículos de Re-estreno, ésta ha seguido teniendo una aportación nada despreciable en la cuenta de resultados.

Con esta encuesta anual, Porsche Ibérica pretende no sólo evaluar sino también mantener la competitividad de sus distribuidores, que son el nexo de unión entre el fabricante y el cliente, un juez implacable que es, en definitiva, quien con su voto premia la profesionalidad de los mejores.