Porsche y parte de su historia



Porsche es el apellido de su fundador, Ferdinand Porsche. Desde adolescente ya mostraba pasión y virtud con la energía eléctrica. De hecho, siempre trabajó en el sector, pero no fue hasta 1931, hace 87 años, cuando decidió emprender este proyecto: su propia compañía en compañía de su hijo Ferdinand Anton Ernst Porsche en Stuttgart, Alemania.

El nombre "Porsche" se configuró en 1931. Para ver el logo tuvieron que pasar algunos años, hasta que en 1952 Max Hoffman propuso la creación de éste para distinguir nuestra marca, que hasta entonces solo imprimía su nombre en la carrocería de sus vehículos. Desde entonces se han mantenido intactos y no han sufrido ninguna modificación.

En su logo se sobreponen distintos elementos. En la parte superior aparece el nombre de la marca con su característica tipografía. En el centro, sobre fondo dorado, se sitúa un caballo rampante coronado por el nombre de Stuttgart, que es el escudo de la ciudad.

¿Sabemos lo que significan las franjas rojas y negras y los cuernos de ciervo del fondo? Es el escudo de la región de Baden Württemberg, a la que pertenece Stuttgart.

Algunas innovaciones

A lo largo de su trayectoria, Porsche ha proporcionado grandes innovaciones en el sector automovilístico, tales como el coche de 4 puertas.

Aunque llevaban años planteando el prototipo, fue en 1951 cuando se presentó el primer coche con cuatro puertas. Fue el Porsche Typ 542.

El primer híbrido de la historia

Se trata del Lohner-Porsche Semper Vivus o Lohner-Porsche Mixte Hybrid, desarrollado en 1898, cuando Ferdinand Porsche solo tenía 23 años y trabajaba en Viena para el ingeniero Jacob Lohner.

911, larga vida

El 911 es el primer Porsche deportivo, presentado en el Salón del Automóvil de Francfurt en 1963.



Mission E, el futuro



Con el prototipo, del Mission E, nuestra marca muestra cómo podría ser el primer deportivo puramente eléctrico de la historia Porsche y cómo se mantiene fiel a todos y cada uno de los principios que hacen a Porsche: potencia y eficiencia, dinámica de conducción y funcionalidad, gracias a una tecnología revolucionaria. El Mission E es el 911 entre los coches eléctricos y no tiene una sola misión, sino muchas.